Imprimir

4 Octubre 2018

Esta asturiana, licenciada en Pedagogía y amante de los caballos, lleva varios meses formándose en Puy du Fou en Francia. Con amplia experiencia en el sector, Ana Paz González ha trabajado como hipoterapeuta y ha sido monitora de equitación durante varios años.

Pregunta: ¿En qué consiste tu trabajo?
Respuesta: Yo me encargo junto a otros españoles de preparar a los caballos que en unos meses irán a España. Mi trabajo consiste en enseñarles a que se muevan correctamente, giren bien, estén atentos al jinete... Y a partir de enero comenzaremos a introducirles ejercicios con banderas, música, etc.

P: ¿Cómo conociste el proyecto?
R: A través de Facebook, hace unos meses me llegó una oferta de empleo a través de un grupo de esta red social. Yo tenía ganas de trabajar fuera y me pareció una oportunidad fantástica. Envié mi currículum y semanas después se pusieron en contacto conmigo. Sentí inmensa alegría cuando leí que… ¡estaba convocada para hacer el casting en Francia! Yo estaba trabajando de lo mío pero no me lo pensé.

ANA PAZ 3

P: ¿Por qué te eligió Puy du Fou?
R: Eso realmente no lo sé (risas) pero yo creo que por mis ganas e ilusión; también puede que les gustara la carta de motivación que les envié y que hablara francés.

P: ¿Cómo tuvo lugar tu primer contacto con Puy du Fou?
R: El equipo técnico nos explicó todo lo que teníamos que hacer. Aún recuerdo mi primer día, mis compañeros y yo (somos tres españoles trabajando aquí) nos dirigimos al lugar donde íbamos a trabajar para conocer el trayecto y las instalaciones. Cuando llegamos al hipódromo, el equipo de Puy du Fou nos recibió con los brazos abiertos. Nos enseñaron los caballos, las infraestructuras, nos dieron nuestro propio equipo, la verdad es que me quedé sorprendida, no pudimos tener mejor recibimiento.

P: ¿Cómo fueron tus comienzos?
R: Nosotros no conocíamos a los caballos y el equipo nos ayudó muchísimo. Durante los entrenamientos, lo primero que hacíamos era dar cuerda a los caballos y posteriormente los montábamos, así hemos ido conociendo día a día a los caballos, y también ellos a nosotros. ¡Todo un reto! La verdad es que solo puedo decir que ha sido una sensación muy gratificante ver nuestra evolución junto a la suya, aunque esto no hubiera sido posible sin los consejos que nos han ido dando durante todo este tiempo.

ANA PAZ 2

P: ¿Cómo está siendo tu experiencia en Puy du Fou Francia?
R: La verdad es que muy buena, estoy súper contenta de estar aquí y de compartir mí día a día con mis nuevos compañeros. ¡Es la mejor decisión que podía haber tomado!

P: ¿Qué esperas de esta oportunidad?
R: En primer lugar, he de decir que nunca imaginé que este proyecto llegara a mí. Es increíble que me hayan dado esta oportunidad y por ello voy a aprovecharla al máximo. Sin duda esta experiencia me ayudará a mejorar mis habilidades ecuestres y también el idioma. ¡Ojalá pueda crecer profesionalmente en Puy du Fou!
Cuando estás dentro te das cuenta de que Puy du Fou más que una empresa, es una familia, todos nos apoyamos. Aquí nos cuidamos los unos a los otros y si tenemos alguna dificultad siempre estamos ahí para darnos buenos consejos.

P: ¿Qué te parece el proyecto Puy du Fou en Toledo?
R: Me parece una maravilla que Puy du Fou se instale también en Toledo, es un proyecto muy ilusionante. Creo que si lo plantean de la misma forma que el proyecto de aquí será increíble. Toledo es una ciudad muy turística, con mucha Historia, y mi apuesta es clara… ¡Creo que es el lugar idóneo!

P: En resumen, ¿qué destacarías del proyecto Puy du Fou en Toledo?
R: Puy du Fou es algo diferente. No hay un parque igual que tenga tanto despliegue de medios. A través de los espectáculos te sumerges en diferentes épocas que te permiten conocer la Historia. Todo ello te va creando curiosidad, quieres saber más y más y eso te hace incluso que preguntes a la gente. Es un concepto totalmente diferente, por esta razón, creo que Puy du Fou hará de Toledo una ciudad mejor.

ANA PAZ 1 .1

 

Comparte este artículo:

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.
Aceptar